Reportaje

01.11.2011 20:24

 

“ARRIEROS SOMOS”

Tiene 166 años y hoy se le ve tan joven y hermoso como el día en que nació. Aquel acontecimiento fue en tiempos ancestrales en los que familias numerosas como los González, los Vélez y los Uribe llegaron y se asentaron en un valle de brisa suave al suroeste antioqueño, fue en aquellas épocas en las que nació un municipio de gente hospitalaria y cordial llamado Ciudad Bolívar; tierra cálida, acogedora, orgullosa, pujante y cuna de arrieros.

Para los mal contados 30 mil habitantes de Ciudad Bolívar, el arriero es la figura más representativa de su cultura, es el ícono que le da permanencia a sus tradiciones montañeras, un personaje que dignifica al campesino y que conmemora la labor de sus antepasados, es por eso que cada año se le rinde homenaje a esos colonos que machete en mano y a lomo de mula se abrieron camino entre las montañas verdes y espesas del suroeste en busca de nuevos horizontes, es por eso que los arrieros tienen hoy sus propias fiestas en este rinconcito antioqueño.

Las fiestas del arriero se celebran el segundo puente del mes de noviembre cada año, en esa época del año todos los ciudbolivarenses, los habitantes de 3 corregimientos y 36 veredas y gentes de toda la región, se vuelcan al casco urbano del municipio para disfrutar de las múltiples actividades que se realizan en el marco de las fiestas.

Desde 1952 el concejo municipal y los habitantes establecieron esa época del año para conmemorar la labor de los arrieros. Dichas festividades se inician el día viernes con una gran sancochada en una de las calles principales del pueblo, se baila, se bebe y se disfruta de los mejores sancochos que cada familia prepara para concursar por el mejor. Esa misma noche comienza el festival de la trova, llegan juglares de toda la región a demostrar su talento y a deleitar a los asistentes con su picardía y capacidad de improvisación.

Al día siguiente se lleva a cabo en el parque principal una exposición equina, muestra de los ejemplares ecuestres más imponentes de la zona. El domingo en la tarde, se realiza el desfile de la familia Tangarife, es una representación de la familia típica antioqueña con todos sus atavíos tradicionales y los personajes típicos del pueblo que divierten con sus anécdotas y colorido a la multitud asistente.

Cada noche, durante ese puente festivo, llegan orquestas de la capital antioqueña para encender la noche de rumba, y con ellas, la plaza y el atrio se convierten en una gran pista de baile y nadie se queda sin pareja, hay una gran asistencia de pobladores y visitantes. Salsa, vallenato, música de parranda o el ritmo que se toque hace enardecer a la multitud alegre que baila hasta el amanecer.

Alejandro González es un joven que nació en Ciudad Bolívar, hace cinco años partió para Medellín con la intención de estudiar en la Universidad, pero cada año regresa por esta época con la colonia desde Medellín. Con estas palabras expresa su alegría por pisar nuevamente la tierra que lo vio nacer: “Las fiestas del arriero son una buena oportunidad para unir y reunir a la familia ciudbolivarense, para mí es la fecha más importante del año, no solo porque se disfruta y se goza, sino también porque tenemos la oportunidad de recordar nuestras raíces y hacer un sentido homenaje a nuestros arrieros, mí padre lo fue y me siento muy orgulloso de él”.

La arriería en esta región antioqueña es un oficio tradicional que sigue siendo ejercido por jóvenes campesinos. Luis Humberto González es un joven arriero de 26 años que antes de caminar aprendió a montar las bestias, y desde que tiene uso de razón atraviesa los caminos montañosos de las veredas de Bolívar llevando mulas cargadas con bultos de café, mercancías o alimentos.

Luis Humberto se define a sí mismo como un hombre alegre, dicharachero y un poco mujeriego; sus ojos son pequeños, picaros y alegres y lleva una sonrisa indeleble en el rostro que siempre lo acompaña. Nunca le gustó la escuela, así que sus padres no tuvieron otro remedio que verlo crecer haciendo las labores del campo al lado de sus seis hermanos. Se siente muy orgulloso de ser arriero y de conocer como las líneas de la palma de su mano cada camino de trocha de la región.

Luis Humberto se acomoda en la silla de su caballo y dice con su vocecita suave y veloz: “ser arriero es una cosa muy bonita porque uno conoce mucha gente buena en los caminos que recorre, es un trabajo duro pero es muy bueno, además hay unas muchachas muy lindas en las veredas que lo reciben y lo atienden a uno muy bien. Pues, yo me siento muy contento de que haya un día en honor a nosotros los arrieros, pues es un orgulloso muy grande que se reconozca ese oficio. En esos días de las fiestas yo no asomo por mi casa, me dedico a tomar aguardiente, a bailar con las muchachas y a montar mi caballito. Qué más le pide uno a la vida pues”.

En la calle de las palmeras o la calle principal se ubican a lado y lado de la vía las fondas típicas, para que los caballistas que inundan las calles, hagan una leve parada para tomarse un aguardiente con sus amigos, estas fondas evocan aquellos tambos que otrora fueran posada para los arrieros de antaño. El olor del estiércol que van dejando los caballos a su paso, se va perdiendo entre los múltiples aromas de la fritanga ubicada en el palacio del colesterol.

Sombrero, carriel, ruana, perrero, poncho, machete, trovas, fondas y por supuesto mulas, elementos representativos del arriero, infaltables en esta gran celebración que llena de orgullo al pueblo Ciudbolivarense y que como símbolo de su amor a esta tierra y a sus antepasados hacen una exaltación anual a su himno:

Salve Ciudad Montañera

Donde un puñado de arrieros

Urbanizaron los cielos

Casi a golpes de mulera

Este es el coro del himno y pareciera que Jorge Robledo Ortiz, se hubiera metido en el corazón de cada uno de los Ciudbolivarenses y les hubiera extraído lo que cada uno quería que expresaran estos cuatro versos: Montañas, arrieros y mulas.

Ciudad Bolívar es un pueblo montañero y arriero por naturaleza, que se siente orgulloso de sus ancestros y que siempre ha considerado que arrear es algo más que llevar o traer mercancías y productos en mulas de jornada larga. Y es que primero, antes de asentarse en este pedazo de tierra, fueron habitantes de otras geografías y fue allí donde decidieron un día enlazar la mulada, enjalmarla y alzarle los santos, las camas, el baúl, los hijos, las ollas y las mujeres, señalando el sueño que, aún ellos mismos, veían incierto.

Por eso para el Ciudbolivarense, la mula simboliza el camino que trajo a un grupo de colonos que creyeron en la bondad de estas tierras y el arriero es una metáfora enriquecida con sueños y realidades colectivos e individuales, que han hecho del progreso una forma de vida y del amor por lo equino una costumbre profundamente arraigada.

Al Suroeste del alma

Somos trabajo y valor;

Somos paisaje, enjalma,

Tiplecito y azadón

 

Bolívar tierra bendita

Donde crecieron mis sueños

Y enterraran mis recuerdos

Cuando me falte la vida.

 

Viejo terruño querido

Nunca te podré olvidar

Porque es mi sangre un camino

Que lleva hacía el cafetal.

 

Himno de Ciudad Bolívar. Letra: Jorge Robledo Ortiz

 

Reportaje realizado por: Sandra Edith Estrada Henao.

Fecha: 28 de noviembre de 2006

 

Volver

Presentación

Es Tiempo de Leer

Es Tiempo de Leer

Esta no es una página más sobre libros y editoriales, es una seria invitación a tomar de nuevo el tristemente olvidado hábito de la lectura. Bienvenidos a mi página, diseñada para la motivacion lectora y dedicada a la lectura y a la literatura como elementos esenciales que brindan lucidez a nuestro ser.

Gracias por estar aqui!. 

>>

Encuesta

Qué te gusta leer?

Literatura Universal (115) 52%

Textos académicos (23) 10%

Novelas (35) 16%

Cuentos (40) 18%

Poesía (10) 4%

Votos totales: 223

Novedades Literarias

Tierra de Sueños, de James Nava

11.09.2012 16:55
  Dos mundos distintos. Dos sueños. La medalla de oro olímpica. Y una amenaza...
>>

El Agente Protegido, de James Nava

30.05.2012 12:35
  Autor: James Nava  Título: El agente protegido Editorial: Sniper...
>>

El poder del Ahora

19.01.2012 16:40
Aunque ya no es una novedad literaria, este libro se ha convertido en un verdadero...
>>

Besos que fueron y no fueron

02.12.2011 12:24
Título: Besos que fueron y no fueron Autores: Roger Olmos / David Aceituno Editorial: Lumen...
>>

Sale a la venta biografía de Steve Jobs

27.10.2011 17:11
El esperado libro de 630 páginas sobre el cofundador de Apple fue escrito por Walter...
>>

"El amor, un error de cálculo"

26.11.2009 21:14
Autora: María Victoria Albornoz Editorial: Paperback Fecha: Noviembre 2009 El amor, un...
>>

Bajo el rojo sangre de la luna

31.10.2009 10:50
Autora: Mina Hepsen Editorial: Nabla Ediciones Fecha: Octubre 2009 Sinopsis: Condenada al don de...
>>

Umbría

31.10.2009 10:46
Autor: Antonio Calzado Editorial: Almuzara Fecha: 2 de octubre de 2009 Umbría es un thriller...
>>

THE HOST

16.10.2009 23:21
La Huésped Autor: Stephenie Meyer Editorial: SUMA  Fecha de lanzamiento:...
>>

UNA PALABRA TUYA

16.10.2009 23:19
  "Una palabra tuya"   La última edición del premio Biblioteca Breve refleja el...
>>

Buscar en el sitio

© 2011 Todos los derechos reservados.